10 lugares encantados y terroríficos

¿Crees que los fantasmas no existen, o que los poltergeist tienen una explicación racional? Tal vez cambies de opinión si visitas uno de los lugares que te proponemos. Hemos recorrido todo el globo para ofrecerte catorce zonas donde la actividad paranormal es desbordante. Haz click en cada una de las fotos para descubrirlos… ¡si te atreves!

#10. Playa Changi, Singapur

lugares_encantados_7

Singapur es un país pequeño pero con gran tradición de sucesos paranormales. La playa de Changi, al Este de la nación, fue zona de ejecución durante la Masacre de Sook Ching, obra de los japoneses en la Segunda Guerra Mundial. Miles de chinos fueron torturados y asesinados, y hoy día son muchos quienes aseguran escuchar en la zona llantos y gritos, e incluso ven deambular cuerpos sin cabeza.

#9. RMS Queen Mary, Long Beach, California (Estados Unidos)

lugares_encantados_8

En 1936 zarpaba desde Glasgow (Inglaterra) este crucero de lujo, que acogió a personalidades como Winston Churchill o la realeza británica. El navío recorrió el Atlántico hasta 1968, año en el que quedó fuera de servicio y anclado en Long Beach, California, donde sirve como museo flotante. También es un nido de fenómenos extraños, con más de 150 fantasmas identificados en su interior. Entre ellos están el espíritu de un hombre que murió aplastado en la sala de máquinas, una mujer que vaga en traje de baño, y varios bailarines espectrales en la que fue zona de primera clase.

#8. Penitenciaria Este, Pensilvania, Estados Unidos

lugares_encantados_6

En su día esta cárcel fue el edificio más caro de Estados Unidos, donde los criminales más peligrosos recibían un draconiano castigo (llegando a cumplir largas penas en total aislamiento) que condujo a muchos a la locura. Los que han visitado este lugar aseguran que se escuchan llantos, risas y susurros procedentes de las celdas.

#7. Coliseo de Roma, Italia

lugares_encantados_9

Es una de las joyas arquitectónicas de la Humanidad, pero también tiene rincones misteriosos. El Coliseo acogió durante el Imperio Romano las luchas a muerte de incontables prisioneros, y hoy día se escuchan en las catacumbas rugidos de leones y choques de espadas. También hay quien afirma que, de noche, se puede ver la silueta de un soldado romano haciendo guardia.

#6. Castillo Ballygally, norte de Irlanda

3226572_640px

Ballygally es el único castillo del siglo XVII en Irlanda que, hoy día, se sigue usando como residencia. También se afirma que es el lugar más encantado de Irlanda, gracias a fantasmas como el de Isobel Shaw. Se cuenta que, al no poder concebir un varón, Isobel fue castigada a morir de hambre por su marido, por lo que decidió arrojarse desde la ventana. Al parecer el fantasma de Lady Shaw vaga por los pasillos del castillo, llamando a las puertas de las habitaciones y desapareciendo justo cuando las abren.

#5. Cataratas del Niágara, Canadá

lugares_encantados_5

Esta magistral atracción turística también esconde su propio rincón del misterio. En la sección noroeste de las cataratas se encuentra ‘El Túnel de los Gritos’, construido a principios del siglo XX para un ferrocarril que nunca fue puesto en marcha. Las historias cuentan que en su interior una joven murió quemada viva, y hoy día, si enciendes una cerilla dentro del túnel, se escuchará cada vez más fuerte un grito de mujer hasta que la llama se apague de repente.

#4. Castillo de Edimburgo, Escocia

lugares_encantados_3

Casi un siglo contempla este castillo escocés, cuyas torres de piedra han sido escenarios inmemoriales para historias de fantasmas. Aquellos que visitan este lugar aseguran haber visto gaiteros sin cabeza, tamborileros fantasmales, espíritus de presos y soldados muertos hace siglos. Ni siquiera el cementerio de perros del castillo se queda sin rumores de sabuesos sobrenaturales.

#3. Catacumbas de París, Francia

lugares_encantados_4

En el siglo XVIII la población de París creció hasta tal punto que los cementerios no podían acoger más difuntos. Las autoridades tuvieron una idea tan imaginativa como despiadada: enterrar los cuerpos en las minas subterráneas de la ciudad. Se cree que las catacumbas acogen los restos de más de seis millones personas, cifra más que suficiente para dar lugar a historias de fantasmas. Los visitantes de estas tumbas aseguran sentirse vigilados, que les tocan manos invisibles e incluso que seres invisibles han tratado de estrangularles.

#2. Bosque de Aokigahara, Japón

lugares_encantados_10

A la sombra del Monte Fuji encontramos este bosque, tristemente famoso por ser el segundo lugar del planeta más célebre entre los suicidas: cada año unas 30 personas se quitan la vida en Aokigahara, con ‘picos’ de hasta 100 individuos en 2010. Los residente de la zona participan anualmente en la ‘caza del cadáver’, una búsqueda de cuerpos en este área boscosa. Se cree que antaño era habitual en la zona el “ubasate’, una práctica terrible en la que los enfermos graves eran trasladados al bosque y abandonados a su suerte. Sus espíritus vagan para siempre por Aokigahara…

#1. Barranco de Badajoz o Chamoco, isla de Tenerife (Canarias, España)

lugares_encantados_1

Este lugar es bastante conocido a nivel nacional e incluso internacional por la cantidad de fenómenos extraños que cuentan que ocurren en él, desde apariciones de misteriosos seres hasta avistamientos de OVNIS. Actualmente, si visitamos el barranco podemos encontrar un inmenso paraje de vegetación y unas viejas minas abandonadas incluso con la maquinaria aún montada.
La primera de ellas -y la más conocida- habla sobre los seres o entes blancos, enigmáticas figuras de apariencia y forma humana que desprenden un intenso color blanco y han sido vistas cerca de este lugar:
Cerca del año 1912, dos mineros trabajaban en una de las galerías de agua del barranco más próximo a Izaña, cuando la pared de la galería en la que estaban trabajando se les derrumbó, dando paso a un pasaje bastante extenso, donde pudieron observar a tres seres completamente blancos que comenzaron a acercarse a ellos.
No hace falta decir que las carreras de los mineros debieron ser también bastante
extensas.
La segunda de estas historias del Barranco de Badajoz es la de la niña de las peras:
Nos remontamos a los primeros años de 1900. Se cuenta que los padres de una niña enviaron a su hija al barranco en busca de fruta pero ésta desapareció y no volvió a su casa. La zona fue rastreada completamente por vecinos y amigos de los padres, los cuáles desesperados buscaban a su hija sin encontrarla por ningún lado. Finalmente, desanimados, la dieron por desaparecida.
Varios años más tarde, la niña regresó a su casa, asombrosamente con el mismo aspecto que tenía al marcharse aquel día a buscar fruta, como si los años no hubieran transcurrido para ella. La niña contó a sus atónitos padres que había llegado al barranco buscando la fruta que sus padres le habían encargado y se quedó dormida al pie de un peral. Allí fue despertada por un ser muy alto vestido de blanco.
Contó la niña que este ser no le inspiró ningún miedo, y accedió a seguirle cuando se lo pidió. La niña acompañó al ser blanco hasta el interior de una cueva en la que habían unas escaleras por las que descendieron hasta llegar a una especie de jardín en el que habían más seres como él.
Finalmente el ser la acompañó de nuevo a la entrada de la cueva y se despidió de ella, que recogió las peras y fue camino a su casa. Ella pensaba que sólo habían pasado unas horas, sin embargo habían pasado más de 20 años.

Actualmente se escuchan muchas historias de gente que ha pasado noches en el barranco o ha entrado a la gruta que existe en el barranco y ha escuchado la voz de la niña en forma de murmullos.